Los números 1, 2, 3 y 4 de la vida

EL NÚMERO 1

 

Signo de la creatividad, independencia, originalidad, sentido del yo y autosuficiencia. Naturaleza individualista y agresiva. Iniciadores de acciones, espíritu pionero, coraje, extraordinaria voluntad y determinación.

Es símbolo del liderazgo, aquellos con capacidades y habilidades para el mando. Ambiciosos y dispuestos a asumir riesgos para llegar a la cima. Llamados a destacar en el trabajo y los negocios.

A veces son excesivamente firmes o agresivos, dominadores, impulsivos, egocéntricos, presuntuosos y obstinados.

Aunque de naturaleza son afectuosos y amables, les cuesta mostrar sus sentimientos, siendo en este punto introvertidos y bastante reservados.

 

EL NÚMERO 2

 

Signo de la empatía, cooperación, adaptabilidad, consideración hacia los demás, supersensibilidad hacia las necesidades de los demás. Símbolo del equilibrio, la unión y la receptividad.

Es buen socio, compañero o pareja; también hace un magnífico papel como arbitro o mediador: Es modesto, sincero, influenciable espiritualmente y buen diplomático.

Es el número de los artistas y personas con sensibilidad y tendencias románticas.

En el trabajo son buenos compañeros y pacientes, tienen buenas ideas para trabajar en equipo y no son proclives a llevar ellos mismos la iniciativa o acaparar el protagonismo.

En el lado negativo son tímidos, pueden “ahogarse” en los detalles, generar algunos miedos y caer en depresión.

Si encuentran la pareja adecuada pueden vivir y hacer vivir una gran historia de amor romántico durante muchos años.

 

EL NÚMERO 3

 

Auto-expresivo en muchas vertientes y con capacidad comunicativa; Es el signo de la expresión artística, sociabilidad, simpatía, superficialidad y espíritu derrochador. Símbolo de la comunicación, la interacción y la neutralidad. Incansable optimismo, felicidad y del disfrute de la vida. Pueden ser amantes divertidos.

A veces está asociado a la inspiración y a la inteligencia imaginativa con capacidades especiales. Son también personas con sentido del humor, y capaces de identificar y generar las ideas más importantes que pueden llegar a ser claves en las esferas del pensamiento, las instituciones o las empresas.

En el lado negativo son proclives a la dispersión de sus esfuerzos, la exageración, a los proyectos inacabados, a la falta de dirección...

 

EL NÚMERO 4

 

Fuerte sentido del orden y los valores. Es el signo de lo práctico, la lealtad, la rigidez y la represión. También es símbolo de la creación, de la lucha contra los límites, de la mentalidad científica, la atención al detalle, capaz de alcanzar logros importantes y con ingenio para la organización. Finas habilidades administrativas.

Aquellos llamados a tener y dentro del respeto a la ley el orden y la justicia en general. Su actuación en la legalidad les proporciona autoridad personal, el cumplimiento de sus obligaciones y el logro de éxitos y puestos de responsabilidad en las más altas esferas de la sociedad.

En el lado negativo: falta de imaginación, atrapado por el detalle, testarudo y de opiniones fijas, discutidor, lento a la hora de actuar, demasiado serio y en ocasiones confuso.